Los últimos estudios de la Universidad de Leeds (Reino Unido) han demostrado el beneficio del papel toalla sobre los secadores de aire en la propagación del coronavirus y otras clases de virus.

En este artículo le explicamos en qué ha consistido el experimento realizado y qué conclusiones podemos sacar sobre él.

Papel toalla, la mejor opción para el secado de manos

Los autores del estudio investigaron la transmisión del virus en la fase del secado de manos.

Hay dos tipos de contaminación a tener en cuenta:

  • Superficial. Todos los lugares con los que tienen contacto las manos: pasamanos, puertas, botones de ascensor, teléfonos, etc.
  • Ambiental. Se trata de las partículas que quedan suspendidas en el aire, en especial en espacios cerrados.

Para realizar el experimento, algunos voluntarios se secaron las manos con papel toalla y otros con secamanos de aire.

En ambos casos las manos habían sido contaminadas con un bacteriófago inofensivo para los humanos y no las lavaron (simulando así un lavado deficiente).

Además, usaron un delantal para facilitar la recogida de muestras de la propagación del virus al cuerpo.

El papel toalla reduce la propagación del coronavirus

Después, se tomaron muestras de la contaminación del delantal, todas las superficies que tocaron y todas las salas en las que habían estado.

En todos los casos los resultados muestran que era más beneficiosa la opción del secado mediante papel toalla, pues se cortaba antes la cadena de contagio por superficie y además el ambiente estaba más limpio.

Gracias a este tipo de estudios podemos estar seguros de que el riesgo de contaminarse y propagar el coronavirus puede detenerse si usamos los medios apropiados. Entre ellos se cuenta el papel toalla en nuestra rutina de lavado de manos.

Desde Ladycel ofrecemos a nuestros clientes papel toalla en rollos, tallas y spun-laced.

Contáctenos para hacer su pedido.

Contacto